06 de Julio, 2022
Radio Mercosur
América

Chile - Mapuches llaman a la “resistencia armada”

La Coordinadora Arauco Mapuche (CAM) llamó "a preparar las fuerzas" frente a la decisión del gobierno de resguardar con militares las zonas críticas de la Araucanía, 670 kilómetros al sur de Santiago de Chile.

Responsive image

     El grito indígena surgió en medio de las conversaciones del gobierno con parlamentarios para sustituir el Estado de Emergencia por un “estado intermedio”. La medida forma parte de los compromisos que adoptó el Ejecutivo con los trabajadores y contratistas forestales que se manifestaron la semana pasada en las carreteras del sur del país para exigir mayor seguridad.

 

    El gobierno de Gabriel Boric se resiste a declarar el Estado de Emergencia, como lo hizo su antecesor Sebastián Piñera con el apoyo del Congreso, por lo que postuló un estado intermedio, que permite a militares custodiar las rutas, pero la zona no queda a cargo de un general.
 
    Según el diario La Tercera, "la resistencia del Partido Comunista (parte de la coalición de gobierno) ha demorado la propuesta del Ejecutivo, lo que abre el riesgo de que senadores y diputados acuerden una solución propia, sin la venia de La Moneda".
 
    "Esperamos que el lunes llegue (el gobierno) con una propuesta concreta. Si no llegan, los diputados y senadores vamos a hacer nuestra propia propuesta. Como saben, se trata de una reforma constitucional y tanto el gobierno como los parlamentarios podemos presentar propuestas", adelantó Matías Walker, senador Demócrata Cristiano, quien preside la comisión mixta sobre "infraestructura crítica" y nuevo "estado intermedio".
 
    Hoy, el Partido Socialista, tras reunión con el Ministerio del Interior, respaldó la idea de "estados intermedios" y el jefe de bancada de los diputados, Marcos Ilabaca, aseguró que su fuerza está "absolutamente de acuerdo con cada una de las medidas que el gobierno vaya a adoptar".
 
    El jefe de los senadores socialistas y excanciller José Miguel Insulza, ratificó "nuestro pleno apoyo en la situación que estamos hoy día y en las gestiones que están realizando para restablecer en lo posible la paz en La Araucanía, y también hacerse cargo de los temas de seguridad pública".
 
    El “Panzer” expresó que "más allá de las discusiones sobre si el estado es de un tipo o de otro tipo, a nosotros lo que nos importa es que el gobierno y las fuerzas de gobierno muestren un rostro unido apoyando a su gobierno en esta situación".
 
    Dijo entender que había posiciones distintas en la Comisión Mixta, pero "nuestro llamado es a consensuar hoy una forma definitiva de avanzar en esto. La situación en La Araucanía no aguanta más".
    Consultado por el hecho de que no habría acuerdo en el oficialismo, Insulza opinó que "la coalición de gobierno entera va a apoyar al gobierno, yo estoy convencido de eso y ojalá eso ocurra el día de hoy".
 
    La jefa de diputados del PC, Karol Cariola, dijo que su partido va a "esperar el detalle de la propuesta por escrito para tomar una decisión", reconociendo que hay "inquietud por el rol de los militares en el resguardo de la seguridad pública".
 
    En cambio, para el líder de la CAM, Héctor Llaitul, el estado intermedio "no es otra cosa que un nuevo estado de excepción. Es decir, los milicos esbirros nuevamente desplegados por el Wallmapu custodiando los intereses del gran capital".
 
    Calificó la medida como "la expresión en pleno de la dictadura militar que los mapuche siempre hemos sufrido, dictadura que ahora asume el gobierno lacayo de (Gabriel) Boric".
    Por ello convocó a las comunidades que luchan contra las forestales y el estado chileno por la restitución de tierras ancestrales "a preparar las fuerzas, a organizar la resistencia armada, por la autonomía, por el territorio y autonomía para la nación mapuche".
 
    Matías Walker rechazó el llamado de la CAM e indicó que "no vamos a aceptar amenazas ni amedrentamientos de la CAM y de ninguna otra organización. Nosotros no vamos a inhibirnos de legislar. No vamos a legislar bajo amenazas".
 
    La convocatoria de uno de los grupos más radicales que actúa en la zona del Wallmapu, en el sur de Chile, coincidió con el anuncio del gobierno de duplicar el presupuesto de compra de tierras para indígenas y así paliar en parte la deuda histórica del Estado de Chile con pueblos originarios.
 
    Se trata de alrededor de 39 predios correspondiente a 19 comunidades por un monto de 42,1 millones de dólares.
 
    El Ministerio de Desarrollo Social detalló que anualmente van a ejecutar alrededor de 90,3 millones de dólares para la adquisición de tierras, asegurando que tienen en carpeta 957 aplicaciones, la mitad con admisibilidad de sus títulos. (ANSA).
 
Fuente: ANSA