17 de Mayo, 2021
Radio Mercosur
Mundo

Efectos secundarios de la vacuna monodosis de Janssen que llega a España

Las primeras vacunas monodosis se administrarán al grupo de entre 70 y 79 años

Responsive image
MADRID - Esta semana llegan las vacunas monodosis de Janssen contra la Covid-19. Las primeras remesas del que será el cuarto antídoto que suministre nuestro país irán destinadas a acelerar la inmunicación del grupo de edad comprendido entre los 70 y los 79 años, según ha confirmado este lunes la ministra de Sanidad Carolina Darias.
 
Los síntomas pueden aparecer durante los dos días posteriores a la vacunación con el fármaco de la filial de Johnson & Johnson
 
Sociedad.Janssen, para el grupo de entre 70 y 79 años
 
A España le corresponden aproximadamente 20,8 millones de dosis de esta vacuna, de las que 300.000 llegarán esta misma semana. La de Janssen pertenece al tipo de vacunas basadas en vectores víricos, como la de AstraZeneca o la Sputnik-V. Esta tecnología utiliza el virus modificado para que sea inofensivo y no pueda causar la enfermedad, pero sí generar una respuesta inmunológica en nuestro organismo.
 
 
Los estudios demuestran una eficacia superior al 85% en la prevención de la Covid grave y la capacidad de vitar el 100% de las muertes. Su efectividad se mantiene contra las diferentes cepas del virus, como la sudafricana o la brasileña. Además, se puede conservar y transportar congelada entre -25 ºC y -15 ºC y almacenar en un frigorífico a una temperatura de entre 2 ºC y 8 ºC por un periodo de hasta 3 meses.
 
Efectos adversos de la vacuna de Janssen
 
Como todas las vacunas contra la Covid-19, la de Janssen también puede producir una serie de efectos secundarios. La mayoría de estas complicaciones suelen aparecer durante los dos días posteriores a la vacunación. En el prospecto del fármaco se especifica que las personas inmunizadas con una dosis de la vacuna deben acudir al médico urgentemente si presentan alguna reacción alérgica grave con cualquiera de los siguientes síntomas:
 
Sensación de mareo o aturdimiento.
Cambios en el ritmo cardíaco.
Dificultad respiratoria.
Sibilancia (sonidos agudos, como silbidos, al respirar).
Labios, cara o garganta hinchados.
Habón urticarial o erupción.
Náuseas o vómitos.
Dolor de estómago.
 
La farmacéutica belga filial de la corporación norteamericana Johnson & Johnson considera los siguientes efectos adversos como “muy frecuentes” e indica que pueden afectar a más del 10% de las personas que reciben la vacuna:
 
Dolor de cabeza.
Náuseas.
Dolores musculares.
Dolor en el lugar de inyección.
Cansancio.
 
 
Menos del 10% de los inmunizados con la monodosis de Janssen pueden sufrir los siguientes efectos secundarios, considerados como frecuentes:
 
Enrojecimiento en el lugar de inyección.
Hinchazón donde se administra la inyección.
Escalofríos.
Dolor articular.
Tos.
Fiebre.
El laboratorio considera poco frecuentes los efectos adversos que pueden afectar a, como máximo, el 1% de las personas que reciben la vacuna:
Erupción cutánea.
Debilidad muscular.
Dolor de brazo o pierna.
Sensación de debilidad.
Sensación de malestar general.
Estornudos.
Dolor de garganta.
Dolor de espalda.
Temblores.
Sudoración excesiva.
 
El 0,1% de las personas inmunizadas con la vacuna de Janssen pueden sufrir reacciones alérgicas y uticaria, pero son los síntomas más raros. El fabricante advierte de que si experimenta cualquier tipo de efecto adverso es necesario consultarlo con el médico de cabecera, farmacéutico o enfermero, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no se recogen en el prospecto.
 
 
 
Fuente: La Razón – Madrid
ALEJANDRO MAISANABA@amaisanaba