27 de Febrero, 2021
Radio Mercosur
Mercosur

Evo Morales reconoce haber faltado a la verdad

El ex presidente de Bolivia, protegido por Argentina, reconoce el verdadero motivo de su viaje a Cuba

Responsive image
En ese momento el expresidente dijo que su visita a Cuba fue para planear cómo «retomar la democracia» en Bolivia y no era por temas de salud. Asimismo, expresó que en Cuba participó de una reunión de alto nivel para la planificación respectiva con Cuba y Venezuela.
 
El expresidente de Bolivia Evo Morales confiesa en una entrevista en exclusiva con Efe que, en uno de los viajes que hizo a Cuba, estuvo planeando junto con Venezuela cómo «retomar» la democracia en Bolivia, después de que tuviera que abandonar el país andino tras la crisis política de 2019. «Cuando yo fui a Cuba no fue por temas de salud, fui a una reunión de planificación con Cuba y Venezuela, una reunión de alto nivel a ver cómo retomábamos la democracia», declara.
 
Morales, quien gobernó Bolivia por casi 14 años, responde en la entrevista sobre diversos temas como sus padecimientos a causa de la covid, el nuevo Gobierno de EE.UU. y sus reflexiones sobre la crisis de 2019 cuando tuvo que renunciar a la Presidencia.
 
EVO MORALES EN CUBA
 
Cuando se cumplen 90 días de su vuelta al país desde Argentina, Morales dice que Bolivia «está económicamente destrozada, primero por el Gobierno de facto y segundo, también por la pandemia». Según el expresidente el país andino tiene dos pandemias: el virus y el Gobierno de facto en el tema económico. En diciembre pasado, 2.800 millones de bolivianos (moneda del país) de deuda interna para pagar sueldos y aguinaldos. «Ese dinero alcanzó, creo, que hasta marzo. En diciembre no había ninguna pandemia», aseguró.
 
Sobre la candidatura de Lucho Arce -actual presidente de Bolivia-, dice que lo escogieron porque conoce muy bien el tema económico. «Estados Unidos no quiere que Evo vuelva a Bolivia», afirma y confiesa que cuando fue a Cuba no fue por temas de salud, fue una reunión de planificación con Cuba y Venezuela, una reunión de alto nivel a ver cómo «retomábamos la democracia».
 
Por otro lado, cuando Alberto Fernández estaba a pocos días de jurar como presidente (de Argentina), lo invitó a su toma de posesión, pero reconoce que no habría sido buena idea ir al acto.
 
Morales, que se fue primero al exilio a México, cuenta que cuando abandonó la nación azteca se despedió telefónicamente del presidente Andrés Manuel López Obrador y «agradecí todo lo que hizo por mi, me salvó la vida, me cuidó, excelente atención, al siguiente día nos vinimos a Argentina, pero esa era la misión de EE.UU.».
 
Desde antes del comienzo de su mandato, Alberto Fernández se alineó con el controvertido ex-presidente de Bolivia, al que protegió en su huida.
 
Con respecto a la salida de Donald Trump de la Presidencia y la llegada de la Administración Biden, Morales apuntó: «Si bien se acaba el capitalismo racista fascista, vuelve el capitalismo clasista. Para mí no hay democracia en Estados Unidos. El pueblo norteamericano o estadounidense vota, sufraga, pero no gobiernan ni los republicanos ni los demócratas, gobiernan las transnacionales». Asegura que Estados Unidos cree que ellos «son designados por Dios a dominar el mundo» y que «la soberanía del planeta les corresponde a ellos».
 
La expresidenta Jeanine Áñez puso un embajador boliviano en Washington, pero no hubo reciprocidad de parte de EE.UU. «Es importante tener relaciones diplomáticas con todo el mundo, pero con respeto mutuo. Que nos respeten y nosotros respetamos y todos cumplimos con nuestras responsabilidades en temas de la lucha contra el narcotráfico, por ejemplo, acuerdos internacionales. No es que Estados Unidos tiene que donar, ayudar, tiene que salvar su responsabilidad como país consumidor de cocaína. Y en nuestra gestión nos han congelado todo, cero, no nos hemos quejado, pero también hubo resultados».
 
 
 

Fuente: EFE /ABC Internacional