26 de Enero, 2021
Radio Mercosur
América

Turismo ecológico en el Mercosur

Uruguay y Rio Grande del Sur coordinarán acciones de turismo agroecológico

Responsive image
Polokikashvili anunció que OMT comenzará a trabajar en Uruguay para mejorar oportunidades en el interior del país y también para el desarrollo agroecológico.
 
Polokikashvili también anunció la apertura de una oficina regional para las Américas en Brasil y reconoció a Uruguay en el manejo de la pandemia.
 
El secretario general de la Organización Mundial de Turismo (OMT), Zarub Polokikashvili, visitó Uruguay el viernes y fue recibido en la Torre Ejecutiva, sede del ejecutivo, por el presidente, Luis Lacalle Pou, el canciller Francisco Bustillo y el ministro de Turismo Germán Cardoso.
 
 
En la reunión también estuvo presente el titular de la cartera turística de Brasil, Marcelo Teixeira.
 
Polokikashvili anunció que la OMT comenzará a trabajar en Uruguay para ayudar a la mejora del sector turístico. Las acciones estarán dedicadas a pequeñas localidades del interior del país y también para el desarrollo agroecológico de turismo entre Brasil y Uruguay, área sobre la que consideró se pueden generar muchas oportunidades para invertir y propiciar puestos de trabajo.
 
La OMT apoya a Brasil con capacitaciones para jóvenes sobre turismo e inversión, acción que se realizará también en los próximos meses en Uruguay, según anunció. En conferencia de prensa, el ministro Cardoso anunció que Uruguay se presentará a un concurso de la OMT para obtener fondos para invertir en agroturismo.
 
Polokikashvili también anunció la apertura de una oficina regional para las Américas en Brasil y reconoció a Uruguay en el manejo de la pandemia.
 
Intensificar las relaciones turísticas para que más brasileños puedan venir a Uruguay fue uno de los principales puntos de la reunión mantenida en Torre Ejecutiva, en la que se analizó la situación del turismo regional y bilateral con Brasil, según fuentes oficiales.
 
El presidente Lacalle Pou dijo está interesado en el tema de las hidrovías, sobre todo de la del río Uruguay, en la que manifestó tener “particular interés” porque ”le haría bien” a los puertos, a las ciudades y a las cargas del litoral y norte del país, así como a las provincias argentinas, dijo en rueda de prensa y reseñado por radio Sarandí.
 
“Si lográramos hacer una obra de determinada magnitud, puede ayudar también a parte de Río Grande do Sul. Seguramente en estos días estaremos hablando con las autoridades de Brasil para seguir avanzando en este tema”, señaló.
 
El ministro Cardoso, por su parte, afirmó que la población de Rio Grande Do Sul es una de las zonas a las que quiere apuntar Uruguay como potenciales visitantes, cuando las condiciones sanitarias lo permitan.
 
 
Sur de Brasil: LA PERLA DEL GIGANTE
 
 
La Región Sur es un capítulo aparte dentro de Brasil. Su diversidad geográfica y cultural la hacen un lugar único y multifacético que atrae a visitantes de todo el mundo, en cualquier época del año. Además, es la segunda más rica del país y sus índices sociales se asemejan a los de Europa del Este.
 
Distinta, ecléctica y de gran riqueza, así es la Región Sur de Brasil en todos sus aspectos. Desde su naturaleza hasta su cultura. Es como una gran vitácora que sorprende a medida que vamos ingresando en su interior.
Esta región está compuesta por tres estados: Paraná, Santa Catarina y Río Grande del Sur. Su superficie es de 576.409,6 km², representando el 6,76 % del área total del país. Limita al norte y noroeste con Mato Grosso del Sur, al norte y nordeste con el estado de San Pablo, al sur con Uruguay, al oeste con Argentina y Paraguay y al este con el Océano Atlántico. 
 
Las tierras del sur brasileño son famosas por sus extensas y paradisíacas playas abrazadas por el Atlántico. Pero en su interior el paisaje presenta imponentes montañas, cañones, extensos campos y praderas, cascadas y cataratas, siendo parte de estos escenarios las matas de araucarias y pinares, los bosques de coníferas y los verdes pastizales.
 
Los afluentes del río Paraná atraviesan en toda su superficie al estado homónimo que integra la región. Uno de los más extensos es el río Iguazú, el cual en el límite con nuestro país forma las famosas Cataratas del Iguazú, maravilla natural mundial que hermana a argentinos y brasileños. Pero el río Paraná le ha dado aún más a la Región Sur y ello es la Represa de Itaipú, construida justo en el límite con Paraguay y donde este río desciende en la meseta de Guarapuava. Esta majestusa obra permite generar energía para los dos países que la comparten y es la más grande y potente de occidente.
 
 
El clima sureño también es una característica distintiva dentro de Brasil, ya que es la única zona del país en la que predomina el templado. Sólo en las zonas bajas del litoral (playas) de Paraná y Santa Catarina, es tropical, con medias térmicas superiores a los 20 °C. Entre los meses de junio y septiembre es relativamente fría, con medias anuales que varían entre los 12 y 20 °C. El invierno suele tener heladas, frentes fríos frecuentes y hasta presenta nevadas en las zonas más elevadas de las Sierras Catarinenses (Sta. Catarina) y las Sierras Gauchas (Río Grande del Sur).
 
La más poblada, productiva y ejemplar
 
Según datos oficiales brindados por la Embajada de Brasil en Argentina, el sur está habitado por 27.384.815 personas, con una densidad demográfica (47,59 hab. /km²) dos veces mayor a la existente en todo Brasil. Esta región es una de las fuentes de riqueza y con mejor calidad de vida del país. Tal es así, que posee el segundo PBI per cápita (18.257,79 reales) y el más alto Índice de Desarrollo Humano (0,861), similar a los de Europa del Este. Además, es la zona con más alfabetización (94 %), mejor expectativa de vida (74 años) y menor mortalidad infantil. 
 
La economía de los estados del sur es principalmente agrícola-ganadera, aunque en los últimos 30 años la industrialización ha crecido a pasos agigantados. La región es la más grande productora de soja y la segunda en caña de azúcar en el país, siendo también la mayor exportadora de pollo y carne porcina. Además se cultiva trigo, café, arroz, tomate y yuca.
 
La agroindustria, el sector automotriz, el metalúrgico, la industria de papel y celulosa, y las plantas de extracción de madera y yerba mate juegan un papel importante en el ámbito productivo, destacándose también la industria textil, vitivinícola, química, de cueros y calzados, de electrodomésticos, de cerámica y metal-mecánica. En los últimos 20 años surgieron polos tecnológicos en las áreas petroquímicas y de tecnología de la información que sofistican aún más la producción.
 
Una cultura variada con sello europeo
 
Los habitantes de la región en su mayoría son descendientes de europeos, principalmente de alemanes e italianos. También es importante la presencia de habitantes con ascendencia portuguesa, polaca, austríaca, rumana y japonesa.
 
Y en menor medida, asentados en las ciudades fronterizas, viven sirios, libaneses, chinos y coreanos.
Las colectividades alemana e italiana son las más abundantes y significativas de la región. Éstas llegaron al sur brasileño en el siglo XIX para trabajar en las zonas rurales, estableciéndose con sus familias. Mientras los alemanes se asentaron en las zonas más bajas y céntricas, los italianos lo hicieron en las áreas serranas, dedicándose ambos a la agricultura.
 
 
 
Es por ello que en toda la extensión del territorio existen numerosas ciudades que parecen una porción de estos países europeos. En ellas la herencia cultural es notable, tanto en la arquitectura, la gastronomía, el folclore, la religión, la vestimenta y las festividades. Un claro ejemplo de ello son las ciudades de colonias alemanas, Blumenau y Pomerode, situadas en Santa Catarina o las de las Sierras Gauchas en Río Grande del Sur, pobladas por italianos y sus descendientes, los cuales son grandes productores de vino.
 
La Región Sur de Brasil también está signada por la cultura gauchesca. Ésta data del siglo XVIII e interpreta un rol simbólico importante en la conformación del sentimiento nacional y la idiosincrasia de estas tierras. Río Grande del Sur es el estado donde la cultura platina se encuentra más arraigada y obedece a que en las épocas coloniales pertenecía al Virreinato del Río de La Plata.
 
El gaucho tuvo un papel destacado en la Revolución Farroupilha o Guerra de los Farrapos, la cual se produjo en Río Grande y en Santa Catarina, para independizarse de Brasil. Por lo tanto, el 20 de septiembre, fecha en que este movimiento emancipador se llevó a cabo, se conmemora esta lucha y se celebra el coraje y audacia de los gauchos contra el poder centralizador del país.
 
En la actualidad, se fomentan las tradiciones gauchescas a través de los Centros de Tradiciones gauchas, y existen circuitos turísticos en Santa Catarina y Río Grande del Sur que ofrecen cabalgatas por las zonas rurales y deleitan a los visitantes con mate, charque, el típico asado con vino, acompañado de las características payadas.
 
Turismo Cultural y Ecoturismo durante todo el año
 
Durante los días cálidos y soleados de verano, las playas catarinenses son muy frecuentadas por turistas de todo Brasil y de otros países, especialmente de Argentina. Florianópolis (Santa Catarina) es una de las ciudades más visitadas. En ella hay más de 100 playas y la gran influencia de los fundadores portugueses y de los azorianos se percibe en la arquitectura, la gastronomía y las manisfestaciones culturales.
 
La capital catarinense ofrece buenos hoteles y posadas, restaurantes, shopping, aeropuerto internacional y una agitada vida nocturna.
 
Pero el sur es mucho más que playas y ofrece múltiples destinos y propuestas durante todo el año.
Las Sierras de Río Grande del Sur y de Santa Catarina, cualquiera sea la estación elegida para visitarla, presentan múltiples propuestas.
 
Los Campos de Cima de la Serra representan un museo a cielo abierto, ya que hay corredores que muestran la historia del gaucho y los troperos, su arquitectura, ruinas escondidas en el interior de las ciudades y hasta los sitios por donde pasaron los líderes “Farroupilhas” en misiones durante la Guerra de los Farrapos. São Joaquim y Urubici son ciudades serranas especiales para visitar durante los meses fríos de invierno, ya que ofrecen las temperaturas más bajas de Brasil y deleitan con bellas nevadas en las zonas más altas.
 
Para los amantes del ecoturismo, la ciudad de Cambará do Sul (Río Grande del Sur) es especial. Allí, los cañones Itaimbezinho y Fortaleza, las cataratas y los enlosados son los principales atractivos de este gran santuario ecológico, protegido por los Parques Nacionales de Aparados da Serra y da Serra Geral. También puede disfrutarse del turismo rural y de aventura, con paseos a caballo, caminos ecológicos, práctica de rafting, bajadas en tirolesas y caminos en cuatriciclos.
 
La ciudad de Foz de Iguazú (Paraná) se lleva todas las miradas, principalmente porque allí se encuentra el Parque Nacional de Iguazú y sus cataratas. Esta maravilla del mundo compartida con Argentina tiene 275 saltos y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
 
Las pasarelas colgantes ofrecen una vista espectacular; aunque también es posible sobrevolar el parque o recorrerlo caminando para poder disfrutar de la flora y la fauna de un modo más cercano. Además, hay excursiones en barco por los rápidos del río y también puede practicarse senderismo, rafting, rappel y escalada.
 
En Río Grande del Sur hay 7 ciudades (San Francisco de Borja, San Luis Gonzaga, San Nicolás, San Miguel de las Misiones, San Lorenzo Mártir, San Juan Bautista y Santo Ángel Custodio) que están fundadas sobre las antiguas Misiones Jesuíticas. Los Jesuitas (siglo XVII) fueron los primeros en colonizar las tierras que hoy conforman la Región Sur y allí establecieron junto a los Guaraníes 7 reducciones que llegaron a ser esplendorosos emporios.
 
Las ruinas de San Miguel de las Misiones son realmente impactantes y fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1983. Allí se puede visitar la antigua iglesia, la cruz misionera, el museo de las misiones, la sacristía, el cementerio, la plaza de la reducción y se ofrece un espectáculo de luz y sonido todas las noches.
 
La Región Sur es una síntesis de culturas, donde cada una de ellas ha podido conservar su peculiaridad. Esa mixtura a lo largo de su historia pudo sacar provecho de las bondades naturales que estas tierras soñadas le han ofrecido, enalteciéndola y posicionándola como uno los sitios más ricos y avanzados de América y por qué no del mundo. Poder ser expectador de esta maravilla en todo su esplendor es un placer de la vida que no se debe dejar pasar.
 
TIPS IMPORTANTES A LA HORA DE VIAJAR
 
• Documentación: sólo se puede cruzar la frontera con DNI (no cédula federal). Si van menores, el matrimonio deberá llevar las partidas de nacimiento y respectivos DNI. Si los niños van con un solo padre, este deberá contar con la autorización ante escribano público del otro progenitor (Patria potestad).
 
• Vacunas: para viajar al sur de Brasil es necesaria la aplicación de la vacuna contra la fiebre amarilla. Lo recomendable es vacunarse por lo menos 10 días antes de viajar para poder crear anticuerpos. Llevar la constancia.
 
 
Fuente: Oficial Uruguay- Brasil