24 de Octubre, 2020
Radio Mercosur
América

Solo tres países de Latinoamérica seguirán prohibiendo los vuelos más allá del 1 de septiembre

La mayoría de los países permiten la actividad aerocomercial, aun en forma restringida. Sólo dos acompañan a la Argentina en el cierre de fronteras aéreas.

Responsive image

A más de cinco meses de la llegada de la pandemia de coronavirus a Latinoamérica, solo cinco países de la región mantienen sus fronteras aéreas cerradas a mediados de agosto. Son Argentina, Colombia, Venezuela, Panamá y Paraguay.

 

Sin embargo, Panamá ya está autorizando algunos vuelos internacionales y Colombia anunció que las operaciones aéreas regresarán a partir del 31 de agosto, con lo que la lista quedará en tres; entre ellos, la Argentina.
 
En el resto de los países las situaciones son diferentes, pero con un denominador común: menos que antes, reducidos, con protocolos y medidas de seguridad, hay vuelos; algunos países nunca los prohibieron; otros lo hicieron pero ya levantaron las restricciones, al menos parcialmente.
 
Lo cierto es que América Latina fue la región más afectada del mundo en cuando a reducción de vuelos: 73% en julio pasado con respecto al mismo período de 2019, contra 51% de caída en Estados Unidos; 52% en Europa y 49% en Asia.
 
Septiembre sí, septiembre no
 
La circular 144/2020 de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), prohibió hasta el 1 de septiembre la posibilidad de volar y vender pasajes. Todo estaba preparado para retomar la actividad en esa fecha, pero a 17 días del momento clave, parece que no va a ser así; aunque todo el mundo aguarda aún la comunicación oficial.
 
“Esperamos que el transporte aéreo vuelva en los próximos 60 días”, dijo hace poco el ministro de Transporte, Mario Meoni, enfriando las turbinas que querían empezar a entibiarse.
Y en medio de las idas y vueltas, la ANAC comunicó, bajo el título "La ANAC recuerda" que "debido a la Emergencia Sanitaria por COVID-19 establecida por el Gobierno Nacional en el mes de marzo pasado, permaneciendo vigente el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio y la firma de decreto 260/20 en su artículo 9, se encuentran suspendidos los vuelos, salvo casos de excepción con expresa autorización... la autoridad de aplicación podrá prorrogar o abreviar el plazo dispuesto, en atención a la evolución de la situación epidemiológica".
 
La única alternativa para salir del país en este tiempo han sido vuelos especiales a los que se les permitió transportar pasajeros con doble nacionalidad, con permisos especiales o a destinos sin restricciones de ingreso; o vuelos privados, mucho más costosos que los comerciales.
 
De Chile a Canadá
 
¿Cómo fueron las cosas en otros países de la región? En el otro extremo de la Argentina se ubican, por ejemplo, Brasil y México, que nunca prohibieron los vuelos (coincidencia o no, son los dos países de la región con más casos de Covid-19).
 
Otros, como Perú, Ecuador o Chile, los prohibieron por períodos limitados, pero ya tienen actividad. Ecuador, por caso, permite el ingreso de extranjeros, aunque con test de Covid y cuarentena obligatoria; y Perú, que fue uno de los primeros en cerrar aeropuertos, comenzó a autorizar vuelos domésticos el pasado 15 de julio y está próximo a tomar una decisión similar respecto de los internacionales.
 
Uruguay no admite la entrada de extranjeros pero sí la salida de uruguayos al exterior, y Bolivia restableció los vuelos de cabotaje a principios de junio, aunque siguen cancelados los internacionales. Venezuela proyectaba reabrir los cielos este 12 de agosto, pero ese día el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil prorrogó las restricciones por 30 días más, por lo que permanecerá así al menos hasta el 12 de septiembre.
 
El otro país sin vuelos por el momento es Paraguay, aunque la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil estudia la implementación próxima de “vuelos burbuja” entre ese país y Uruguay.
 
 
En Centroamérica fueron pocos los países que prohibieron los vuelos. Panamá fue uno de ellos, pero el Gobierno autorizó recientemente “vuelos internacionales controlados” desde este 14 de agosto a Estados Unidos, Costa Rica, Cuba, México, Chile, República Dominicana, Ecuador y Brasil. Y se espera que el 21 de agosto se produzca la reapertura internacional.
 
A San José de Costa Rica solo pueden entrar y salir ciudadanos y residentes del país, y desde el 2 de agosto, también de Canadá, la Unión Europea y el Reino Unido, con vuelos regulares. República Dominicana retomó las operaciones aéreas el 1° de julio, y en Jamaica hay vuelos aunque deben ser autorizados especialmente.
 
Un cuadro de la Organización de Aviación Civil Internacional muestra las caídas interanuales en los vuelos a partir de marzo de este año. Foto: OACI
 
Cuba, en tanto, recibe vuelos en ciertos destinos turísticos como Cayo Largo, Santa Clara y Jardines del Rey desde fines de julio, desde donde los turistas pueden viajar a otros destinos como Cayo Coco, o Cayo Guillermo. En La Habana, en tanto, solo operan vuelos humanitarios y de carga.
 
Norteamérica
 
En Norteamérica las restricciones son menores. En Canadá, por ejemplo, los ciudadanos del país pueden volar a Europa, pero solo pueden ingresar canadienses, residentes o familiares directos, y unos pocos extranjeros que cumplan con los requisitos de entrada.
 
Eso sí: los ciudadanos o residentes canadienses que procedan de países incluidos en las restricciones de viaje del país deben realizar una cuarentena domiciliaria obligatoria de 14 días a su arribo al país.
 
En Estados Unidos, los aeropuertos operan con normalidad aunque con muchos menos vuelos y pasajeros que antes de la pandemia y con restaurantes que solo ofrecen take away. De todos modos, el pasado 9 de agosto hubo en el país 855 despegues, según la OACI.
 
Fuente: Clarin