11 de Agosto, 2020
Radio Mercosur
América

Pandemia, crisis y hambre en Venezuela

La crisis económica se agudiza y la hiperinflación no da tregua a los venezolanos que necesitaron de 140,60 salarios mínimos para poder comprar la canasta básica de alimentos durante junio.

Responsive image

    El Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros lo informó en su más reciente informe en el que precisó que la cesta compuesta por 60 rubros tuvo un costo el pasado mes de: 56.24.121,25 bolívares, equivalente a unos 269,09 dólares, mientras el salario mínimo es de 1,91 dólares al mes.

 

    El estudio también reveló que la variación anualizada del costo de los alimentos, comparando junio del 2019, con el mismo período de este año, se ubicó en 2.042,0%.
 
    "Una familia trabajadora integrada por 5 miembros necesitó por lo menos 300 dólares para cubrir el costo de los alimentos mensualmente, y 600 dólares si se le añade servicios públicos indispensables y 6 rubros esenciales que serían los que conforman la canasta básica familiar", expresó Óscar Meza, director del Centro.
 
    Destacó que el salario mínimo, para poder medir su poder adquisitivo, debería ser suficiente "uno solo" para poder cubrir el costo de la canasta alimentaria, que en junio requirió 140,60 salarios mínimos.
 
    "Eso quiere decir que una familia necesitó destinar 1.874.704,04 bolívares diarios, es decir 4.68 salarios
mínimos cada día, equivalente a unos 8,96 dólares diarios para comprar los alimentos porque el salario mínimo es de 1,91 dólares mensuales", afirmó.
 
    En este sentido sostuvo que el desde el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros, "venimos señalando que el salario mínimo no debería ser menos a 100 dólares mensuales", para que los venezolanos puedan adquirir un tercio de los alimentos que integran la cesta".
 
    Asimismo, dijo que deben concretarse los acuerdos políticos de ayuda económica, que "son indispensables" y que en algunos sectores ya se están poniendo en marcha "para poder superar esta crisis humanitaria que ya raya en hambre".
 
    Para María Rosales, una peluquera de 45 años, residente del área de Caracas, el alza constante en los precios de los alimentos, es "el golpe más fuerte" y "el verdadero dólar de cabeza que me preocupa más que la pandemia".
 
    El Covid-19 ha dejado hasta ahora más de 13 mil infectados y 129 muertos, según cifras oficiales.
 
    "Hace tiempo que en mi casa se perdió eso que llaman dieta balanceada, Ahora comemos mayormente granos, y carbohidratos. La comida está muy cara y no puedo comprar casi nada", expresó. Asimismo, Juana Pérez, técnica de mercadeo, de 38 años, dijo que el alto precio de los alimentos la ha obligado a limitar a una las comidas diarias en su grupo familiar.
 
    "Esto es insoportable, a veces comen uno y otros no, todo está excesivamente costoso. En mi casa tenemos una dieta alimentaria aburrida de puro carbohidratos, que es lo que puedo comprar porque de paso estamos sin poder trabajar por la cuarentena", lamentó.
 
    De acuerdo con la Encuesta sobre Condiciones de Vida (Encovi), del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello, 79,3% de los venezolanos están en pobreza extrema y no tienen para cubrir la canasta de alimentos.
 
    Venezuela registra un colapso económico agravado por la pandemia del Covid- 19, y una hiperinflación que registró una tasa acumulada en los primeros seis meses del año de 508%, y una anualizada de 3.524% según la opositora Asamblea Nacional de Venezuela. 
 
Fuente: ANSA