06 de Julio, 2020
Radio Mercosur
Mundo

Flexibilizar puede ser desastroso, Johnson

El premier británico, Boris Johnson dijo entender el peso "de la medidas de distanciamiento social", pero avisó que debe evitarse un segundo pico que también sería "un desastre económico".

Responsive image

 El premier británico, Boris Johnson, admitió hoy, al regresar a labores tras superar el Covid-19, que aún no es tiempo de alivianar las restricciones para evitar la propagación del virus, pidió "paciencia" y confió en que su país superará la pandemia y resurgirá con fuerza.

 

    El coronavirus "es un agresor inesperado e invisible cuando plasma su ataque físico, como puedo decir por experiencia personal", dijo el primer ministro. Lo afirmó en su primer discurso ante la nación desde Downing Street, después de su recuperación tras padecer Covid-19, sin ingresado a un hospital e incuso pasar tres noche críticas en la unidad de terapia intensiva.
 
    Johnson, de 55 años, aseguró que el Reino Unido "comenzó a noquearlo" gracias al respeto a los encierros y restricciones, pero advirtió que se necesita precaución.
 
    El premier dijo entender el peso "de la medidas de distanciamiento social", pero avisó que debe evitarse un segundo pico que también sería "un desastre económico".
 
    "Este es un momento de oportunidad" y, sin embargo, también es "el momento de máximo riesgo", continuó el premier conservador británico, inaugurando con este discurso el primer día de su regreso al trabajo de gobierno. "Sé que muchas personas -insistió, dirigiéndose indirectamente a quienes, entre la gente común, las empresas, la oposición laborista y su mayoría, exigen un plan para aliviar el bloqueo- observan nuestro aparente éxito (en la desaceleración de la la propagación de contagios) se preguntan si no es hora de aligerar las medidas de distanciamiento social". Y si bien reconoció lo "difícil y estresante que fue renunciar, incluso temporalmente, a nuestras libertades eternas y básicas", advirtió que una relajación prematura de las restricciones podría causar "un segundo pico desastroso" tanto humana como "económicamente".
 
    En su discurso, Johnson agradeció a quien lo reemplazó en sus labores en el gobierno, Dominic Raab, y a todos los miembros del gobierno por haberlo sustituido por "un período que fue más largo de lo que me hubiera gustado".
 
    Sobre todo agradeció a "la población de este país por el coraje que ha demostrado y sigue demostrando".
 
    También hizo una reflexión sobre aquellos que continúan muriendo por Covid-19. "Sé que cada día este coronavirus trae nueva tristeza y nuevo luto a los hogares de esta tierra", dijo "BoJo" -como lo llaman amistosamente- al recordar a las víctimas en un tono conmovido.
 
    E insistió con que hay cinco condiciones que el Reino Unido aún tiene que cumplimentar antes de que pueda comenzar a superar progresivamente la cuarentena y las restricciones. Y las detalló: "caída en el número de muertes, protección del servicio nacional de salud (NHS), caída en la tasa de propagación de la infección, solución de los desafíos que plantea la realización de las pruebas (de detección, NDR) y garantía de evitar un segundo pico".
 
    "Cuando se alcancen, será el momento de pasar a una segunda fase en la que continuará luchando contra la enfermedad para limitar su tasa de propagación, pero también para reducir gradualmente las restricciones económicas y sociales y reiniciar los motores de la vasta economía británica uno por uno", aclaró el primer ministro. Un proceso que, según opinó, requerirá decisiones "difíciles" y no se puede anticipar hoy "cuán lento o rápido será, aunque claramente el gobierno dirá más (sobre la segunda fase) en los próximos días".
 
    Johnson luego se comprometió a buscar "el mayor consenso posible con el mundo empresarial, los interlocutores sociales y la oposición" en este desafío.
 
    Al mismo tiempo, el primer ministro británico, Tory, trató de infundir cierto optimismo en la población, después de insistir en que uno no debe "perder la paciencia" con respecto al bloqueo y las restricciones.
 
    "Si se continúa avanzando como se ha hecho hasta ahora, si permite ayudar a nuestro NHS para salvar vidas (el hecho de quedarse en casa, NDR); si el país puede mostrar el mismo espíritu optimista y la misma energía que el capitán Tom Moore (unl veterano de guerra casi centenario que inspiró días atrás una recaudación millonaria récord para la salud haciendo un maratón benéfico con el hecho de caminar en su casa, NDR); si podemos expresar el mismo espíritu de unidad y determinación que hemos demostrado en estas seis semanas, no tengo absolutamente ninguna duda, de que venceremos al virus, que juntos superaremos todo esto más rápido", cerró. "El Reino surgirá tan fuerte como nunca antes", completó.
 
    El premier preside hoy la reunión habitual sobre la crisis de Covid-19, al reincorporarse al trabajo tres semanas después de ser hospitalizado al complicarse sus síntomas del coronavirus.
 
Fuente: ANSA