03 de Junio, 2020
Radio Mercosur
Mercosur

Un Día del Mercosur para celebrar

Casi 30 años cumple el Bloque económico que el mundo envidia y aplaude

Responsive image
Se cumple hoy un nuevo aniversario de la Fundación del Mercado Común del Sur (MERCOSUR) que integran Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, países que integran como miembros fundadores uno de los Bloques económicos  más importantes del mundo.
 
Pese a las diferencias que suelen hacer temblar la estructura del Mercosur, los cuatro países, coincidieron en decisiones que trascendieron las bases fundacionales por las cuales se ha creado el Bloque, que tiene como idiomas oficiales el español, el portugués y el guaraní, más recientemente. 
 
 
Hoy, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay celebran esta jornada con la satisfacción de mantener vivo a este Bloque pero con dos aspectos que lo ensombrecen, de pronto, como lo son las dificultades económicas y financieras que vive cada uno de sus integrantes y la  dura realidad de un mundo que, por estos días, tiembla por la aparición del Coronavirus que dibuja una realidad futura insegura para los hombres y mujeres del mundo. 
 
El Tratado de Asunción firmado un día como hoy de 1991, reunió a cuatro presidentes con un  ideal de progreso que fue la base de sustentación del Mercado Común del Sur.
Este tratado dio origen al esquema de integración económica que diera  lugar, luego, a la creación del denominado MERCOSUR que, inicialmente fijó un programa de liberación comercial con desgravaciones progresivas, lineales y automáticas con el fin de perfeccionar y  agilizar la zona de libre comercio el 31 de diciembre de 1994, denominándose esta primera etapa período de transición.
 
Ese Tratado contiene además distintas cláusulas programáticas referidas a la constitución de una unión aduanera y a la armonización de las políticas macroeconómicas de los países que la integraban.
 
La estructura institucional para el primer período del Mercosur estuvo compuesta de dos órganos principales: 
 
* El Consejo del Mercado Común (CMC, emisor de  decisiones) y
* El Grupo Mercado Común (GMC, emisor de resoluciones).
 
A partir de allí, el Mercosur comenzó a crecer con el aporte y presencia de países que, de una u otra forma, integran el conglomerado que brinda apoyatura mundial al Bloque.
El Mercosur cuenta con Miembros Plenos, que son los cuatro países fundadores; con países asociados, como lo son Chile, Bolivia, Perú, Colombia, Ecuador, Guyana y Surinam; Países Observadores, como Nueva Zelandia y México; y un país suspendido, como es el caso de Venezuela.
 
En la actualidad, el Mercado Común del Sur (Mercosur) está afirmado a través de la Carta Democrática que impide la pertenencia a la agrupación a aquellos países que no estén consolidados como estados democráticos. 
 
Si consideramos que el Mercosur es una potencia económica, lo aprobamos sin vacilar porque su PIB supera los 4.500 billones de dólares, representando el 82,3% del PIB de todo Iberoamérica.  
 
 
El órgano superior de la agrupación, conocido como Consejo del Mercado Común(CMC), es el encargado de adoptar las decisiones y está integrado por los ministros de Relaciones Exteriores y los de Economía de todos los países miembros. Éstos se ocupan de hacer funcionar el "statu quo" vigente para conservar el diálogo y las negociaciones comerciales entre los países miembros.
 
No obstante su importancia, el Mercosur ha sufrido los vaivenes de una discusión vacía y frustrante, cual es la ideologización de sus integrantes  y la mayoría de sus Legisladores. Hacia adentro, retumban los partidos políticos que siempre fueron importantes para cada país interiormente, pero que provocaron una suerte de parálisis en su movimiento, haciendo que el Bloque se adormilara en su discusión interior, en sus decisiones, sin visos de escapar con prontitud del  peso de la opinión política que nunca se fue del Bloque.
 
Desde 1991 en adellante, los países integrantes del Mercosur, tuvieron sucesivas presiones políticas partidistas, impuestas por la actitud interior del Frente Amplio en Uruguay; el Partido de los Trabajadores de Brasil;  la mayor parte del tiempo por el Partido Colorado de Paraguay y el Peronismo-kirchnerismo  en la Argentina, que tanto daño le ha provocado a la Economía, a la Cultura y al desarrollo general de la fuerza productiva de su  país, con el peso agresivo de Néstor Kirchner y, especialmente, de Cristina Fernández de Kirchner, quien priorizó, durante su gobierno, su figura, su alcurnia y sus caprichos, no siempre en línea con lo que los sagrados y portentosos intereses Mercosurianos necesitaban desplegar.
 
Como es natural, Partidos políticos de diferentes ideologías y orientaciones,  hicieron que el Mercosur quedara envuelto en discusiones inútiles, cambios de orientación equivocados y decisiones contrapuestas, inentendibles, a destiempo y parálisis temporales que no condujeron nunca a nada. Es esa una parte política de indecisiones permanentes y ataduras insustanciales, que hicieron que pesaran, en el Bloque,  más los intereses políticos de cada partido, como ocurrió con el Frente Amplio en el Gobierno uruguayo, partidario de la dictadura Chavista en Venezuela y ausente en la firma de documentos importantes del Mercosur, mostrando una presión que, afortunadamente, no pudo nunca desviar el punto de mira de los otros tres países miembros permanentes del Mercado Común del Sur. 
 
Si algo se le puede atribuir negativamente al Mercosur es la politización de sus intereses, provenientes de las intenciones e ideologías políticas de sus presidentes. 
 
Si observamos la composición  de su Legislatura, veremos, por el lado argentino, especialmente, que la mayoría de sus legisladores, son de raigambre peronista, afectos al Chavismo y a Cuba , países NO democráticos, contrarios a una de las fundamentales bases de sustentación del Mercosur, pero sí dirigidos cruelmente por Cristina Kirchner que dominaba a sus Legisladores de la forma que le convenía pisoteando a  los países más pequeños como Uruguay y Paraguay, y normalmente apoyada por Lula Da Silva, partidario y amigo de la presidenta argentina.
 
El Mercosur, es un Bloque mucho más importante que los partidos políticos afectos al chavismo. Estos pasarán y un día ya no estarán más, pero el Mercosur podrá, inteligentemente manejado, sobrevivir por encima de las ideologías políticas temporales, porque los intereses generales de los países que quieren comerciar las riquezas del cono sur de América, sin duda abrirán un camino de esperanza, paz y prosperidad para ellos y para los países integrantes del Mercosur.
 
 
Los políticos suelen olvidarse en la Legislatura que los 295.000.000 de habitantes que viven en 14.869.775 km² de territorio, necesitan alimentarse y comerciar imprescindiblemente con el Mercado Común del Sur. Esa necesidad la entienden los especialistas en temas económicos. No las entienden los políticos que viven discutiendo sin fundamentos, perdiendo el tiempo y alejando a los futuros compradores con parloteos insustanciales, de lo mucho que el Cono Sur de América  puede ofrecerles. 
 
Un año más sobrevive el Mercosur. Esperamos de este Bloque fantástico y estratégico una actitud más íntegra, más amplia y más rápida en sus decisiones. El Mercosur necesita legisladores de talla, brillantes, inteligentes, que entiendan las necesidades de su tiempo pero que también sepan interpretar los nuevos tiempos que se vienen. Los inútiles que llegaron a la Legislatura gracias a la política voraz, comercial, desvergonzada y corrupta, que se olviden de pertenecer a un organismo  tan serio, tan importante y tan trascendente como el Mercosur. 
 
El tiempo urge y las necesidades de alimentar al mundo también.
 
Brindemos hoy por un futuro más promisorio del Mercado Común del Sur, por su grandeza y por su trascendencia con peso internacional.
 
 
Jorge D’Amario Cané
Director periodístico de Radiomercosur.com
Premio a la Excelencia y a la trayectoria de la Cámara Internacional 
de Comercio del Mercosur - 2015
Premio “Arco de Córdoba” 2014/2016/2017/2018