19 de Octubre, 2020
Radio Mercosur
América

Repudiable orden del dictador venezolano Nicolás Maduro

Maduro ordenó al exjefe de la Inteligencia militar hostigar a Guaidó a su llegada a Caracas. Guaidó fue golpeado y acorralado por una turba de chavistas pagados por el régimen.

Responsive image
Juan Guaidó llegó el martes a Venezuela en medio de un clima político tenso a raíz de su gira internacional que se extendió durante 23 días. El presidente interino fue golpeado y acorralado por una turba de chavistas pagados por el régimen que llegaron horas antes al aeropuerto internacional de Maiquetía en autobuses del Estado. «Yo vi cuando llegaron los colectivos en los autobuses, les tomé fotos desde mi móvil, y ellos les entregaron las camisas de Conviasa (la aerolínea nacional). No eran trabajadores porque después se nos acercaron personas diciendo que ellos no trabajan allí», dijo la diputada Delsa Solorzano, mientras mostraba las fotos a la cámara. Guaidó aterrizó en Maiquetía a las 16.50 de la tarde en un vuelo procedente de Lisboa tras culminar su visita a Estados Unidos, país que tuvo que suspender el flujo aéreo con Venezuela por el recrudecimiento de las sanciones.
 
 
En el control migratorio, Juan Guaidó entregó su cédula de identidad (el DNI español) al oficial, que tras chequear en el sistema los datos, le comunicó al presidente encargado que por orden del Tribunal Supremo de Justicia su documento debía ser retenido. «Lo voy a dejar entrar al país, pero me quedo con su cédula», espetó. En ese momento, entró a la zona de seguridad del aeropuerto -donde solo pueden entrar los oficiales de migración- una supuesta empleada de Conviasa, vestida con una camisa roja de la aerolínea, acompañada de un hombre, con una polo azul, que saca inmediatamente su móvil para grabar. «Eres un traidor a la patria», increpa la mujer a Guaidó para provocarlo.
 
El hombre que graba con su móvil es el Coronel del ejército Rafael Antonio Franco Quintero, antiguo jefe de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y ahora Director de Seguridad del Aeropuerto Internacional, que fue sancionado por EE.UU. el pasado 19 de julio de 2019 por estar vinculado a torturas y crímenes de lesa humanidad. La UE también extendió sus sanciones para Franco Quintero tras ser denunciado ante La Haya. La mujer fue identificada como Nubraska Padrón, coordinadora política de Conviasa, que vive en el barrio chavista 23 de Enero de Caracas.
 
 
Aprovechándose de que en sus manos recae el control absoluto del Aeropuerto, Franco Quintero autorizó la estancia de los colectivos en las inmediaciones de la puerta de salida por donde tenía que pasar Juan Guaidó. Sin embargo, la Guardia Nacional había mandado desalojar del lugar a la esposa del presidente interino, Fabiana Rosales, a diputados opositores, al cuerpo diplomático y a la prensa que esperaban la llegada de Guaidó a Venezuela. Cuando este salió del control de seguridad y aduana, los colectivos chavistas se fueron contra él golpeándolo con los puños reiteradamente en la cara y el cuerpo. Los escoltas del presidente no podían controlar a las hordas chavistas que atentaron violentamente contra la integridad física de Guaidó.
 
Mientras la violencia se apoderaba del lugar, el tío de Guaidó, Juan José Márquez, que viajaba con él de regreso a Venezuela, fue visto por última vez en el control de migración. A las 18 hora local (23 hora peninsular) Márquez cumplirá 24 horas desaparecido y sin ninguna información de su paradero. Según fuentes del gobierno interino, lo habrían buscado en todos los centros de detención incluyendo El Helicoide y el Sebin, pero los funcionarios no dan información de si está detenido. La oposición ha responsabilizado a Nicolás Maduro y al Coronel Franco Quintero de lo que pueda pasar con la vida del familiar de Guaidó.
 
 

 
Fuente: El Nuevo Herald - Miami
Periodista : Gabriela Ponte