18 de Octubre, 2019
Radio Mercosur
Mercosur

Dura crítica de Bolsonaro por elecciones PASO en Argentina

Bolsonaro dice que "no debería involucrarse en estos asuntos", pero nuevamente ataca a los candidatos favoritos en Argentina.

Responsive image
El presidente dice que los mercados no apoyan la oferta kirchnerista y expresan temor "con este tipo que ganó los avances".
 
RIO - El presidente Jair Bolsonaro ha atacado una vez más al favorito Alberto Fernández y Cristina Kirchner para ganar las elecciones argentinas en su transmisión semanal en Facebook el jueves. Durante el llamado "en vivo", el presidente más de una vez enfatizó que, como jefe de estado, no debe dar su opinión sobre las elecciones de otro país, pero sin embargo dejó en claro su apoyo al presidente Mauricio Macri y su desaprobación al kirchnerista:
 
- Yo, como presidente, no debería involucrarme en estos asuntos, sino solo mostrar números. Cristina Kirchner, antes de Macri, era presidenta de Argentina, y su relación era muy buena con Lula, con Dilma, con Chávez allá, con Maduro, Fidel Castro, cuando estaba vivo, todas estas personas del Foro de São Paulo. Dijo que el presidente, quien luego, contrario a lo anunciado, comenzó una digresión sobre un anuncio del BNDES que se haría el lunes y no proporcionó cifras.
 
 
Al abordar el tema nuevamente, Bolsonaro se refirió a la fuerte devaluación del peso frente al dólar y las pérdidas del mercado de valores en los primeros. 
 
MERCADO
 
El jueves, la moneda argentina se apreció por primera vez esta semana, subiendo un 4,88% frente al dólar y vendiéndose a 57,10 pesos por dólar. La caminata interrumpe tres días de declive y se produce un día después de que Macri y Fernández pidieron a los mercados que se calmaran.
 
Bolsonaro también dijo que "este tipo que ganó los avances ya dijo que revisará el acuerdo del Mercosur". En su plataforma, Fernández sostiene que el Mercosur debe fortalecerse. Señaló que apoya los ajustes al acuerdo alcanzado por el bloque con la Unión Europea, considerando que puede dañar la industria local. 
 
El presidente una vez más predijo un escenario similar al de Venezuela en Argentina, como lo ha hecho en otras ocasiones.
 
- El mercado ya ha señalado que huirá, los inversores huirán de todo, será un caos en Argentina. Estamos preocupados por eso. Puse esto en mis redes sociales esta pregunta, que queremos Argentina libre. ¿Quién será el presidente? No interesa. Pero está claro que el cambio de clase de Cristina Kirchner es malo para todos nosotros.
 
El presidente también hizo "una petición a Dios" para ayudar al pueblo argentino, justificando no querer "a Rio Grande do Sul lo que está sucediendo en Roraima con Venezuela". Agregó que "ya no hay gatos en Venezuela, porque la gente se comió todo".
 
 
- No votaré por Macri aquí, porque no tengo este poder para convencer a nadie, pero la política es incorrecta en Argentina. Y a Argentina no le está yendo bien, es malo para nosotros, dijo.
El lunes por la noche, Fernández respondió a las críticas anteriores de Bolsonaro y calificó al presidente brasileño de "racista, misógino y violento". Fernández, sin embargo, dijo que el presidente brasileño es solo una "circunstancia de la vida" y tiene la intención de mantener buenas relaciones con Brasil.
 
“Políticamente, no tengo nada que ver con Bolsonaro. Celebro mucho que hable mal de mí. Es racista, misógino, violento. No tengo problemas para tener problemas con eso. Lo que le pediría al presidente Bolsonaro es que deje a Lula en libertad y le pida que se presente a las elecciones con Lula en libertad”, dijo Fernández.
 
Las primarias del domingo funcionaron como una mega encuesta de las elecciones presidenciales del 27 de octubre. Como no hubo disputas internas en los partidos, lo importante era saber qué proporción de votantes votaría en cada plato.
 
Con el 99,37% de las urnas, Alberto Fernández, que tiene como diputado a la ex presidenta y senadora Cristina Kirchner, obtuvo el 47,66% de los votos. El candidato a la reelección Macri recibió el 32.08% de los votos, una diferencia de menos 15 puntos porcentuales.
En Argentina, para ganar en la primera ronda debe tener el 45% de los votos o el 40% con una diferencia de al menos 10 puntos sobre el segundo lugar.
 
 
Fuente: O GLOBO - Río de Janeiro - Brasil
Traducción del original