16 de Octubre, 2018
Radio Mercosur
Zona Franca

ALLISON Y TASUKU HONJO GANARON EL NOBEL DE MEDICINA

El científico estadounidense James P. Allison y el japonés Tasuku Honjo fueron premiados hoy con el Nobel de Medicina por sus descubrimientos, que permiten vislumbrar nuevas terapias contra el cáncer.

Responsive image

Una declaración de la Academia del Nobel en el Instituto Karolinska, que asignó el premio, explicó que ambos hicieron descubrimientos que "constituyen un hito en la lucha contra el cáncer"."Las terapias basadas en sus descubrimientos se demostraron notablemente efectivas", agregó.

Allison y Honjo fueron distinguidos por sus investigaciones sobre el freno natural que logra bloquear el avance de los tumores, sobre los cuales se basa la inmunoterapia.
Sus investigaciones fueron una piedra miliar en la lucha contra los tumores porque por primera vez llevaron luz a los mecanismos con los cuales las células del sistema inmunitario atacan a las tumorales.
Allison, investigador del MD Cancer Center de Houston, abrió el camino a estas investigaciones estudiando las proteínas que funcionan como un freno del sistema inmunitario e intuyendo sus grandes potencialidades. Manipulando su freno natural sería posible atacar a los tumores con nuevas armas.
Honjo, investigador de la Universidad de Kioto, realizó otro paso adelante en este nuevo camino descubriendo una proteína de las células tumorales que funcionan también como un freno, pero con un mecanismo de acción distinto respecto a aquellos conocidos hasta el momento.
Ambos descubrimientos permitieron nuevos acercamientos a terapias contra los tumores que se muestran muy promisorios.
Allison se dijo que se siente "honrado" por el premio y explicó que su intención inicial no era el estudio del cáncer sino "entender mejor la biología de las células T, esas increíbles células que viajan en nuestros cuerpos y trabajan para protegernos".
La investigación llevó a un tratamiento inmunológico contra el cáncer, y el científico explicó que pudo conocer a personas que sobrevivieron al cáncer gracias a esta terapia.
Por su parte Honjo -cuyas investigaciones se aplicaron con éxito en tratamientos recibidos por el expresidente estadounidense Jimmy Carter- recibió un llamado de felicitación de premier japonés, Shinzo Abe, mientras daba una conferencia de prensa tras la difusión de la noticia del Nobel. Abe afirmó que los trabajos de Honjo dieron esperanza a muchos pacientes y manifestó su orgullo, alentando al investigador a continuar con su trabajo.
Honjo explicó que su mayor alegría es escuchar sobre pacientes que se recuperaron de serias enfermedades gracias a su trabajo, y desea seguir su investigación para salvar a más pacientes de cáncer.
El camino que hoy se anuncia como uno de los más prometedores en la lucha contra el cáncer. Allison y Honjo "tienen el mérito de haber descubierto las señales que permiten apagar el sistema inmunitario", observó el investigador italiano Stefano Casola, que colaboró con el Nobel japonés.
"El descubrimiento premiado hoy es notable, considerando que las moléculas que permitieron abrir este nuevo camino durante mucho tiempo permanecieron desconocidas", explicó. "Su función antitumoral -agregó- era desconocida incluso cuando Honjo comenzó a estudiarlas, en la Universidad de Kyoto".
El grupo del científico japonés logró identificar el gen que produce la molécula PD1, que se halla en la superficie de las células inmunitarias llamadas linfocitos T.
De este modo, aisló el gen y obtuvo ratones modificados que no lo tenían. "Eran ratones en apariencia normales, con un sistema inmunitario un poco más activo", agregó Casola.
"Luego un investigador del laboratorio decidió inyectar células tumorales en los ratones modificados y en los normales.
Surgió así que el ratón sin la molécula PD1 tenía una resistencia a las células tumorales, mientras el ratón normal moría en el término de dos semanas".
Estaba claro que esta molécula desempeñaba un papel importante, y las investigaciones realizadas más tarde demostraron que el tumor aprovecha estas moléculas como un freno para aniquilar las defensas inmunitarias.
Ahora se sabe que cuando en las células inmunitarias está presente la proteína PD1, las defensas del organismo se bloquean y dejan vía libre a los tumores.
Las investigaciones premiadas con el Nobel de Medicina 2018 descubrieron el camino que permite a las células inmunitarias no ser engañadas por tumores.
 
Fuente: ANSA