20 de Julio, 2018
Radio Mercosur
Política

CURIOSIDADES Y SORPRESAS DE UN DOMINGO DEMOCRÁTICO EN CHILE

Avatares y anécdotas de un domingo democrático en Chile

Responsive image
CHILE - “¿Te ayudo, Carlos?”. La ex Mandataria se acercó al edecán y entre los dos le enseñaron a Montes cómo poner la banda al presidente Piñera 
 
Mientras se sacaba fotos con las autoridades que la acompañaron durante su Gobierno, Bachelet dijo entre risas: “Ya lo dije, yo no vuelvo... A esto no vuelvo”
 
El cambio de mando en Chile entre Michelle Bachelet y Sebastián Piñera, el tercero que protagonizan ambos, se caracterizó por ser el más rápido desde el retorno a la democracia y se realizó sin ningún contratiempo, a diferencia de lo ocurrido en 2010 cuando Piñera asumió por primera vez y las réplicas del 27/F se sintieron en el Congreso.
 
La mañana del domingo partió con asombro cuando la ex Presidenta Michelle Bachelet sorprendió con una entrevista en vivo dentro del mismo auto presidencial que la llevaba a su último recibimiento en La Moneda. Un hecho inesperado que fue transmitido a todo Chile. Después, mientras se sacaba las respectivas fotos con las autoridades que la acompañaron durante su Gobierno, Bachelet dijo entre risas: “Ya lo dije, yo no vuelvo... A esto no vuelvo”.
 
En Valparaíso, asiento del congreso chileno, las dos cámaras parlamentarias iniciaron sesión para que los nuevos diputados y senadores juraran y votaran a sus respectivas mesas. La sesión en las Cámaras La Cámara Baja, con sus 155 integrantes, fue la que más momentos inesperados registró. De hecho, antes de que comenzara la sesión, los diputados Florcita Alarcón y Pamela Jiles ya sorprendían con sus características vestimentas.
 
Al momento de votar por el presidente de la mesa -que resultó ser Maya Fernández- el diputado Diego Ibáñez del Frente Amplio sacó una bandera en defensa del agua, mientras que Claudia Mix, también de dicha coalición, votó portando un cartel que decía “No al TPP11”. Por su parte, la primera diputada mapuche, Emilia Nuyado, fue ovacionada tanto por la tribuna presente como por sus propios colegas, quienes se pusieron de pie mientras ella votaba.
 
Por su parte, en la Cámara Alta, el senador Carlos Montes sacó aplausos y risas al votar por sí mismo, mientras que el nuevo senador José Miguel Insulza generó risas pues iba a retirarse antes de que terminara el juramento.
 
Antes de la ceremonia, el diputado Felipe Kast (Evópoli) reveló en una entrevista de Canal 13 que ”hay una ley que queremos enviar (...) donde se prohíban los familiares de los parlamentarios y ministros en cargos públicos“. Sin embargo, fue rebatido con que el mismo ministro del Interior es primo del Presidente y que hasta hijos del nuevo Mandatario trabajarán con él. Ante ello, Kast dijo que ”creemos que en el caso del Presidente puede haber una excepción, pero creemos que los ministros y parlamentarios tenemos que tener más cuidado“.
 
La llegada del Mandatario boliviano, Evo Morales, generó un gran tumulto de gente que intentó llegar a él para saludarlo, hecho que marcó desorden dentro del salón. Por su parte, ni el Rey de España, Juan Carlos I, ni el Presidente de Ecuador, Lenin Moreno, pudieron entrar por el acceso principal del Congreso ya que estaban con muletas y silla de ruedas respectivamente y la entrada no cuenta con una rampa.
 
 
Otro hecho inesperado que marcó la jornada fue la presencia de Miguel Piñera, hermano del Presidente, en el Congreso Nacional. ”El Negro“ habría entrado al edificio, pero, según él mismo contó, ”hacía mucho calor y salí a tomar aire“. Hecho que lo dejó afuera de la ceremonia pese a que afirmó: ”Voy a entrar, soy el hermano del Presidente (...) Entro como sea“.
 
Finalmente el presidente electo del Senado, Carlos Montes, fue el encargado de ponerle la banda presidencial al Presidente Sebastián Piñera. Sin embargo, el parlamentario se equivocó y no supo cómo hacerlo. En ese momento, Michelle Bachelet le dijo: ”¿Te ayudo, Carlos?”. La ex Mandataria se acercó al edecán y entre los dos le enseñaron a Montes cómo poner la banda (la cual debe quedar con la piocha de O"Higgins hacia la izquierda). El hecho generó risas en el Congreso.
 
 
 
Fuente: Mercopress 
12-03-2018  
 
 
Con un Congreso dirigido por socialistas, Sebastián Piñera asume la presidencia

Justo al mediodía se dio inicio a la ceremonia del cambio de mando. Menos de media hora duró el rito republicano que da oficialmente inicio al segundo mandato de Sebastián Piñera. En el Congreso, antes, se votó a quienes ocuparían las presidencias de las Cámaras. Tal como se había acordado previamente en el bloque de centro izquierda: la diputada Maya Fernández y el senador Carlos Montes.
 
Detalles de un cambio de mando más breve de lo esperado
 
Tal como lo establece el protocolo, justo al mediodía se inició la ceremonia de traspaso de mando. Con el Congreso pleno, el rito partió con la entrada de la presidenta Michelle Bachelet al Salón de Honor, lugar donde hizo entrega de la banda y las insignias que la envisten como mandataria.
Temprano, los senadores habían confirmado a Carlos Montes como el presidente de la Cámara Alta para este 2018, motivo por el cual fue el encargado de recibir los signos patrios y 
entregárselos a Sebastián Piñera luego que este jurara como mandatario.
 
 
Primero se procedió a leer el acta del Tribunal Calificador de Elecciones que declaraba como presidente al representante de Chile Vamos, momento en que sus adeptos aplaudían su nombre.
Sentada, la mandataria intentaba contener la emoción. Por segunda vez entregaba el mando al otro signo político. Su rictus denotaba la poca alegría que profesaba en el momento.
Invitándolo a entrar, Piñera ingresó al Salón de Honor. Tal como lo señala la organización del protocolo, los asistentes se pusieron de pie y entre aplausos recibieron al nuevo presidente del país. Uno de los pocos que se restaron de la ovación fue el diputado PS Marcelo Díaz.
Leyendo lo que dicta la norma, Montes inició el juramento: “Señor presidente electo, juráis y prometéis asumir en el cargo”. Si juro, contestó sonriente en el empresario.
El Himno Nacional puso término a la primera parte del traspaso de mando, cuando Michelle Bachelet abandonó el lugar, dando inicio al juramento del nuevo gabinete, protocolo encabezado por el Secretario del Interior, Rodrigo Ubilla.
En la salida de la mandataria, los aplausos cayeron desde los asistentes. En su paso por la alfombra roja del Salón de Honor se detuvo a despedirse de beso de Marcelo Díaz, más distante hizo lo mismo con Carolina Goic y Guido Girardi. Frente a Alejandro Guillier, también en primera fila, no se detuvo. Tampoco frente a Álvaro Elizalde, su ex ministro de Estado, quien hizo el ademán de acercarse, pero no fue tomado en cuenta.
Entre los asistentes, más de 1 mil personas, se encontraban todos los miembros del Congreso, además del gabinete saliente y entrante. Presidentes de Estado como México, Argentina, Bolivia, Brasil y Ecuador; taambién  representantes de gobierno de una veintena de estados de diversos puntos del planeta.
Pese a que estaba previsto que se extendiera por más de una hora, el cambio de mando duró oficialmente 24 minutos, convirtiéndose en una de las ceremonias más cortas de la historia 
chilena.
 
Las plumas de Pamela y el “traje de gala” de Flor Motuda
 
Temprano se iniciaron las actividades en Valparaíso. A las nueve de la mañana en punto comenzaron las sesiones de juramento del nuevo Congreso. Al acto lo siguió la votación que determinó que Maya Fernández, nieta de Salvador Allende (PS), Jaime Mulet (Ind) y Mario Venegas (DC) en la testera de la Cámara Baja; en el Senado a Carlos Montes (PS).
La votación en sí no fue sorpresiva. En ambas cámaras se respetaron los acuerdos tomados por el bloque de centro izquierda. Sin embargo, las miradas estuvieron puestas en algunos de los nuevos habitantes del Congreso.
Por ejemplo, en Raúl Alarcón, más conocido como Flor Motuda, el artista llegó vestido “de gala” según afirmó en entrevistas, usando su típicos y vistosos atuendos. “Nada me obliga a usar terno. Vine con el traje de gala de Flor Motuda” dijo el representante del Frente Amplio.
 
 
En el mismo sector político, Pamela Jiles arribó con plumas rojas al Parlamento. Aseguró que estás la acompañaban como signo de una historia construida en años de trabajo y, mientras 
votaba en el hemiciclo, gritó “todos contra Piñera”.
Además de ellos, otros representantes del FA, como el senador Juan Ignacio Latorre, acudieron sin traje a la ceremonia. Algo que fue comentado entre los presentes.
 
Las actividades posteriores
 
Mientras el gobierno saliente se dirigió desde el Congreso a un almuerzo campestre para dar fin al cierre de su segunda administración; Sebastián Piñera agendó una actividad para las 17:00 horas en un centro de Sename ubicado en la comuna de La Pintana.
Antes, ofreció un almuerzo en honor a los representantes políticos que asistieron a su envestidura. Restándose de la actividad Evo Morales, el recién asumido mandatario estuvo acompañado de los líderes de Argentina, Brasil, Perú, México y Ecuador, entre otros.
En la foto oficial, ubicado entre Mauricio Macri y Enrique Peña Nieto, Piñera dio luces de quienes serán sus más cercanos aliados, con ambos políticos sostuvo también las más extensas 
reuniones bilaterales.
El Frente Amplio, por su parte, convocó a un almuerzo de bancada en Plaza OHiggins de espaldas al Congreso y de “cara a la ciudadanía”.
 
Fuente: Diario Universidad de Chile
Paula Campos - Chile