17 de Febrero, 2018
Radio Mercosur
Zona Franca

ORGANIZACION DE LAS NACIONES UNIDAS

Liberaron a 311 niños soldados en Sudán del Sur. Se trata de la primera fase de un programa que prevé desmovilizar a 700 niños soldados en la región de Yambio.

Responsive image
La misión de la ONU para Sudán del Sur (Minuss) anunció la liberación de más de 300 niños soldados en el sur de este país devastado por la guerra desde diciembre de 2013, dos años después de su secesión de Sudán. 
 
La liberación de estos 311 niños es la primera fase de un programa que prevé desmovilizar a 700 niños soldados en la región de Yambio, de los cuales 563 integran las tropas fieles al 
presidente Kiir y 137 las del ex vicepresidente Riek Machar. 
 
"Los niños no deberían portar fusiles y matarse entre ellos, deberían jugar, aprender a divertirse con los amigos, protegidos y queridos por los adultos de su entorno", declaró el jefe de Minuss, David Shearer, citado en un comunicado. 
 
Shearer indicó que 87 de los 311 liberados este miércoles son niñas, "las cuales probablemente han padecido sufrimientos, entre los cuales abusos sexuales (...) Es vital que reciban el apoyo que necesitan para reintegrarse a sus comunidades, y sean acogidas en sus hogares por familiares y amigos sin ser estigmatizadas". 
 
La Minuss, que ha colaborado con Unicef, jefes religiosos y autoridades locales para negociar la liberación de los niños, subraya que el principal desafío ahora es lograr que éstos accedan a formaciones, empleos y a un apoyo financiero y emocional adecuados. 
 
La Misión de la ONU también negocia la liberación de niños soldados en otras regiones, en particular en el este y norte del país.
 
 
FUENTE: AFP - 
Juba - Jueves, 08 Febrero 2018 10:38
 

Reclutamiento en ejércitos clandestinos: niños soldado de México
 
Niños soldado en un conflicto armado en América Latina.
 
La presencia de niños en ejércitos clandestinos y su participación en actividades criminales es una realidad muy presente en todo el territorio iberoamericano.
 
Los acuerdos de paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han puesto sobre la mesa la presencia de niños y menores entre las filas de los ejércitos clandestinos y su participación en actividades criminales, una realidad muy presente a lo largo del territorio iberoamericano, publica este domingo la agencia española de noticias Europapress.
 
Aunque a menudo suele trasladarse la idea de los “niños soldado” a países africanos o a zonas actualmente inmersas en conflictos bélicos —en especial en la región de Oriente Medio—, una importante fracción de menores iberoamericanos ven cada día violados sus derechos fundamentales al ser utilizados para actividades ilícitas, y en el especial en México.
 
La “guerra” contra el narcotráfico mexicano, “donde las balas perdidas, el fuego cruzado en las zonas cercanas a escuelas, los ataques directos, las masacres juveniles, etc.”, han hecho que los niños y niñas sean víctimas directas del conflicto y estén carentes de seguridad, según establecía en 2011 la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM).
 
Sin embargo, estos ataques no son las únicas afecciones en seguridad de los más pequeños. La desigualdad social y la falta de ingresos económicos de las clases más bajas del país azteca han empujado en las últimas décadas a miles de jóvenes a un acercamiento o colaboración con las bandas de narcotráfico y las pandillas callejeras que les apoyan.
 
De la misma manera, el ‘bando’ ocupado por el Gobierno y las fuerzas de seguridad, además de no garantizar medidas para el cumplimiento de todos los derechos de los mexicanos, ha llevado a cabo acciones que lo han puesto en el punto de mira.
 
Los adolescentes no están preparados militarmente y son llevados a una situación de riesgo para sus vidas”, según un informe de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM).
 
 
FUENTE: HISPANTV
7 de mayo de 2017 - Archivo
 
Un millón de niños víctimas del conflicto colombiano - - HispanTV.com

Al menos un millón de niños son víctimas de la guerra en Colombia, unos porque fueron vinculados en medio de su inocencia, otros porque nacieron en campamentos guerrilleros y otros porque son parte de los millones de desplazados por el conflicto.
 
Un informe alternativo sobre la participación de niños en los conflictos armados del territorio de México de la REDIM documentó en 2011 el "reclutamiento" de la Secretaría de la Defensa 
Nacional (Sedena) de menores para la erradicación de cultivos de marihuana y amapola en un Servicio Militar Nacional anticipado.
 
Es la primera ocasión en la que se tenían pruebas de la participación de menores en la “lucha contra el narcotráfico”, tal y como indicaba la REDIM, algo que también demostraba “cómo esas tareas "temporales" del Ejército forman ya parte del adiestramiento de los alumnos” que integran las Escuelas Militares de México.
 
Respecto a este hecho, el director de la REDIM declaraba para la revista "Proceso" en 2011 que “el solo hecho de llevar niños” a estas zonas viola los derechos y garantías fundamentales de la infancia, ya que “los adolescentes no están preparados militarmente y son llevados a una situación de riesgo para sus vidas”.
 
Así, el uso de menores en ambientes bélicos o violentos en México ya no se ajusta únicamente a lo que hasta el momento se ha planteado de forma protagonista, compuesta por la parte más ilícita de la "Guerra contra el narco" de las maras y cárteles de droga, que no deja de tener un peso importante.
 
Según el estudio "Cruce de fuego: niños, niñas y adolescentes en el narcotráfico mexicano", del experto en estudios sociales, Norberto Emmerich, “México ocupa un lugar destacado en el mapa mundial de niños y adolescentes víctimas de la violencia armada”.
 
La marginación y pobreza de cientos de menores mexicanos ha llevado a que éstos encuentren una salida a su situación en el acercamiento a este tipo de grupos, que además de aportarles una retribución económica pueden proporcionarles seguridad frente a amenazas de otras organizaciones.
 
Fuente: OEA