27 de Julio, 2017
Radio Mercosur
América

LULA CULPABLE Y SENTENCIADO A 9 AÑOS DE PRISIÓN POR CORRUPCIÓN

El conocido juez brasileño Sergio Moro, quien lo procesaba por corrupción, lo halló culpable en primera instancia.

Responsive image
12 jul (EFE-AP-La Nación).- El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva fue condenado hoy a nueve años y medio de cárcel por un tribunal de primera instancia, por su implicación en la red de corrupción que operó en Petrobras, informaron fuentes oficiales.
 
La sentencia fue dictada por el juez Sergio Moro, responsable de las investigaciones sobre la colosal trama corrupta destapada en el seno de la petrolera estatal, quien encontró a Lula culpable de los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero. 
 
El ex presidente seguirá libre tras el fallo, ya que la sentencia deberá ser ratificada en segunda instancia.
 
El exmandatario está acusado de recibir un apartamento frente a la playa como un pago de parte de la compañía de construcción OAS. El caso es parte de una extensa investigación de corrupción que ha agitado los círculos políticos y empresariales de Brasil y ha enviado a prisión a políticos de élite.
 
Según la fiscalía, también habría recibido de la empresa otras "ventajas indebidas", como la reforma y la decoración de ese inmueble y el pago del depósito para guardar sus pertenencias desde que dejó el Palacio del Planalto. Los sobornos en especie equivaldrían a US$ 1,2 millones.
 
"Nunca tuve la intención de adquirir el tríplex. Yo no lo solicité, no lo recibí ni lo pagué; no lo tengo", dijo el ex mandatario ante el juez Moro en su declaración del pasado 10 de mayo.
 
Aunque Lula siempre ha negado que el departamento sea de su propiedad -sigue a nombre de OAS-, el propio ex presidente de la constructora Leo Pinheiro, ahora convertido en olaborador de la justicia, declaró lo contrario. Afirmó que Lula le había pedido no poner el inmueble a su nombre hasta que se diluyeran las investigaciones anticorrupción de la operación Lava Jato, y también le había requerido destruir todas las pruebas de coimas al PT.
 

Silva fue presidente entre 2003 y 2010.